El encuentro fue organizado por el Instituto Nacional de Rehabilitación y contó con la presencia de integrantes de las instituciones que ya trabajan dentro de los centros penitenciarios en la gestión de privación de libertad de las mujeres que conviven con sus hijos.

El objetivo principal es armar un programa específico para la población mencionada que contemple y asegure el cumplimiento de los derechos de los niños. En esta primera reunión cada institución hizo una puesta a punto acerca de las actividades que vienen realizando con y para la primera infancia. El INR, por su parte, presentó un diagnóstico de situación que fue realizado este año por una dupla técnica.

El diagnóstico reveló la necesidad de contar con lineamientos claros y específicos que contemplen, a nivel nacional, las necesidades específicas de los menores en lo que refiere al entorno en el que habitan, los espacios para la recreación, las rutinas y horarios, la alimentación, las actividades educativas y la cobertura en salud. Si bien, esas necesidades están contempladas y cubiertas en la Unidad N.º 9 de Montevideo resta contar con un protocolo general que permita hacerlas llegar a todo el país.

“En principio, es sacar un poco la mirada exclusiva de Montevideo y la Unidad N.º 9 y repartirla a todo el interior que tienen el 60 % de los niños en condiciones mucho más desfavorables en cuanto a la accesibilidad a sus derechos” dijo Laura Britos, licenciada en educación e integrante de la dupla técnica que elaboró el diagnóstico.

Explicó que, en el interior del país, la atención que el INR brinda a la población infantil consiste básicamente en recepcionar las demandas y procurar solucionarlas de la mejor manera posible. En el tema educación, por ejemplo, dijo que, si bien está previsto que acudan a los centros educativos, muchas veces no hay un móvil acondicionado para el traslado de los niños. La alimentación es otro de los puntos a mejorar elaborando una dieta específica para cubrir las necesidades de los menores.

Britos destacó que el tema que se resuelve de mejor manera en todos los establecimientos, es la salud. “Se busca el modo, los funcionarios resuelven de buena manera, optimizando los recursos con los que cuentan, eso es una de las cosas que se desprende de las entrevistas que las madres están conformes”, dijo.
“Además de presentar el diagnóstico también realizamos un pedido de colaboración real”, dijo Britos, haciendo referencia a los acuerdos y compromisos a los que es necesario llegar previo a la elaboración y puesta en en funcionamiento del nuevo programa específico de atención para mujeres privadas de libertad y sus hijos.  

Participaron del encuentro Adriana Antúnez y Valeria Gradin de Uruguay Crece Contigo (UCC- Mides), Sandra Misol del programa de Primera Infancia del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU), el Dr. Ignacio Ascione y Mercedes Peréz Roca por la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y Leticia Becerra junto a Silvana Carucci por el Sistema de Atención Integral para personas privadas de libertad (SAI PPL). Del INR estuvieron presentes el Director Nacional, Crio. Mayor Lic. Gonzalo Larrosa, la Subdirectora Nacional Técnica, Ana Juanche, la Coordinadora Nacional de los Programas de Trato que lleva adelante la Subdirección Nacional Técnica (SDT), Malena Peréz y la dupla conformada por Laura Britos y la socióloga Mirtha Arévalo.

 

 

División de Comunicación Institucional del INR
Montevideo, 15 de noviembre de 2018

Additional information