El objetivo del convenio es que estudiantes de segundo año de la Tecnicatura en Recreación de UTU realicen practicas en Unidades del INR. El acuerdo está enmarcado en uno de los objetivos del Plan Operativo Anual del Programa Nacional de Deporte y Recreación del INR, que se propone articular y profundizar lazos con distintas instituciones.  

La primera etapa comenzará en aproximadamente un mes y será una instancia teórica donde los docentes que estarán a cargo de supervisar a los estudiantes conocerán sobre el Programa Nacional de Deporte y Recreación (Pronader), sus objetivos, la misión y la visión del INR y lineamientos generales para llevar adelante la tarea.

Luego, se realizará el mismo proceso pero con los practicantes. La idea es darles herramientas teóricas para abordar el trabajo en el contexto de encierro, que conozcan los lineamientos del Instituto, su alcance y la importancia de la recreación en ese entorno.

“La actividad recreativa ha estado muy relegada en cárceles pero genera un impacto muy positivo. Para el equipo de Pronader se trata de entender la recreación con un fin educativo, con el objetivo de trabajar determinadas habilidades sociales en personas privadas de libertad.”, explicó el Lic. Pablo Ferreira, coordinador nacional del programa.

Se plantean como posibles unidades de practica, los siguientes centros: Unidad Nº 1 (PPP - Montevideo), Unidad Nº 5 (Mujeres), Unidad Nº 6 (Montevideo), Unidad Nº 9 (Mujeres con hijos), Unidad Nº 16 (Paysandú) y Unidad Nº 26 (Tacuarembó).  

Además, se propone establecer acuerdos en relación a cronogramas y objetivos de las actividades en cada centro, con el fin de lograr una intervención que se integre al funcionamiento de cada Unidad. Las subdirecciones técnicas de cada establecimiento serán las encargadas de supervisar e informar al equipo de Pronader sobre las actividades recreativas planificadas y ejecutadas.

El primer acercamiento entre el INR y alumnos y docentes de la tecnicatura se dio cuando se firmó el convenio. En esa oportunidad concurrieron unos treinta estudiantes, docentes y autoridades y el equipo de Pronader presentó la iniciativa, sus objetivos y además, expusieron resultados de distintas experiencias similares en otras partes del mundo. "Para nosotros es sumamente importante iniciar la actividad con instituciones educativas estatales, porque ellos tienen la necesidad de tener unidades de practica y nosotros la de contar con personal idóneo en actividad fisica y deporte", señaló Ferreira.

En una segunda etapa la idea es ampliar el alcance, aumentando el número de unidades de practica y en una tercera, la meta es mejorar el convenio y dar la posibilidad de practicas remuneradas.

 

 

 

Montevideo, 5 de julio de 2019

División de Comunicación Institucional del INR

Additional information